Archivo de la categoría: Latinoamérica

Intelectuales revolucionarios hablan de Martí y Fidel (I Parte)

;
La jornada vespertina del miércoles en el II Encuentro: Martí, Con Todos y para el Bien de Todos fue una conmoción sostenida, el hálito compartido por los cómplices de una aventura común, tremenda, histórica. Fue una avalancha de ideas que ingresaban directas en las venas, como irrumpe la sangre en las corrientes del cuerpo: roja, cálida, nutricia. Fue un turbión del pensamiento, desde la mesa, al auditorio fascinado.

Espectadores de los cinco continentes, unidos a un centenar de estudiantes, todos en una sala que resultó pequeña para tantos que fuimos a escuchar a ese panel de intelectuales de la estatura de Frei Betto, Ignacio Ramonet, Atilio Borón, Katiuska Blanco, Abel Prieto y el expresidente de la UNESCO Federico Mayor, quienes disertaron sobre dos árboles que crecen interminables en el tiempo: José Martí y Fidel Castro.

Le di albedrío a los dedos encargados de tomar los apuntes, los dejé correr a toda prisa por el teclado silencioso para evitar que se quedara fuera una palabra. Por supuesto la voz es más rápida que el gesto y no todo se pudo apuntar. Aun así conseguí unas notas para compartir, porque sería pecado dejar esas ideas en la jaula del ordenador sin que pudieran contribuir a alimentar el necesario consenso, y dar valor a la utilidad de la virtud.
fidel-castro-y-jose-marti

Ignacio Ramonet.

Comienza el intelectual contando como, en su adolescencia, supo de Fidel. Desde mi adolescencia fui fidelista. Leía en las páginas de Bohemia la gesta épica de Fidel Castro. Cuando otros adolescentes tenían como héroes identificatorio a personajes del cine, el mío era Fidel Castro. Cuando lo conocí personalmente me impactó.
Fidel tenía ideas a borbotones, analizaba las crisis internacionales, con ideas que eran de un atrevimiento tremendo, que ponían de manifiesto esas cualidades que muchos biógrafos han identificado en él: Su sentido de la estrategia, su sentido de la situación y la capacidad de análisis. Todo lo cual hacían de él un estadista fascinante.

Fidel pertenece a una generación de insurgentes míticos que persiguiendo  un ideal de justicia, se lanzaron en los años cincuenta a la acción política con la ilusión y la esperanza de cambiar un mundo de desigualdades, marcado por  el comienzo de la Guerra Fría.  Fidel es una de las personalidades históricas mundiales más significativas de la historia de la segunda mitad del siglo XX y lo sigue siendo hoy día, cuando va ya a sus primeros noventa años. Fidel Castro tiene un lugar reservado en el panteón mundial consagrado a los dirigentes que más lucharon por la justicia social y que más solidaridad derrocharon en favor de los oprimidos de la tierra.

En la intimidad Fidel es un hombre muy educado martiano en su comportamiento cotidiano, es un hombre que escucha con atención, tiene modales y gestos de una cortesía de antaño, es todo un caballero, como martiano es un humanista. Tiene un alto sentido del pundonor. Vive de manera espartana, comida frugal, modo de vida de monje soldado. Cuando trabajé por tres años con él, mientras hacía el libro Cien Horas con Fidel su jornada de trabajo terminaba cuando el día despuntaba. Era un hombre incansable, viajes, desplazamientos, reuniones, se encadenaban sin tregua. Sus jóvenes ayudantes se dormían de pie, incapaces de seguir ese ritmo de Fidel, que tenía en esa época ochenta años.
Ramonet narra que Fidel actúa en permanencia como un jefe de estado mayor en campaña, reclama informes, resúmenes, estadísticas, resúmenes de transmisiones de televisión o de radio, llamadas telefónicas; siempre alerta, siempre en acción, siempre a la cabeza de un pequeño comando de colaboradores, pensando lo inimaginable. imaginando lo inimaginable.

Fidel, como los grandes hombres -explica el escritor- como Martí, una vez decidido de un proyecto, una vez que lo ha calibrado, que lo ha canalizado, ningún obstáculo detiene a Fidel. Su entusiasmo arrastra la adhesión, levanta las voluntades, sus ideas se ven materializadas, transformadas en acontecimientos, transformando una sociedad. No se detiene ante nada. Fidel dice, “no hay nada en el mundo con más energía que una idea. Lo que más mueve el mundo son las ideas” Su capacidad retórica y su oratoria es prodigiosa, hablo de sus conversaciones, Fidel es un torrente de palabras que acompaña con la prodigiosa gestualidad de sus manos. Le gusta la precisión, con Fidel nada de aproximaciones, con él todo es exacto, todo se encadena.

Su memoria es portentosa, de una precisión insólita, quirúrgica. Su lógica de pensamiento es arborescente, todo se encadena, todo tiene que ver con todo, según su inmensa cultura. Fidel hace digresiones constantes, paréntesis, evoca temas paralelos, y otro y otro, parece alejarse del tema central, pero luego desanda lo andando, y vuelve al tema principal con total soltura y retoma de nuevo el hilo. Cuando hice el libro con él, nunca puso límites al debate. Como intelectual que es no le teme al debate. Siempre está dispuesto a debatir, es un polemista temible, al que solo le repugna la mala fe y el odio.

Seguidamente Ramonet rememora el encuentro con Fidel el 10 de febrero del 2012, a raíz de la Feria del Libro de la Habana, en aquel momento, los más de cincuenta intelectuales y el Comandante, dialogaron por más de nueve y debatieron los temas más diversos. Sobre ese encuentro apunta Ramonet: A los ochenta y seis años de edad conservaba intacta una vivacidad de espíritu y su curiosidad mental extraordinaria, intercambió ideas, propuso temas, proyectos, él mismo proyectándose al futuro, preocupado por la situación del mundo. Cuando lo vi, hace un año, conserva su espectacular entusiasmo de siempre.

Seguidamente Ramonet recuerda de las ideas que sobre Martí le comentó en diferentes momentos el Comandante en Jefe: Desde su adolescencia, para Fidel, Martí es una referencia espiritual y ético. Cuando nace, han transcurrido 28 años de la muerte de Martí es un espacio muy corto. Su muerte está muy presente en el entorno intelectual del joven Fidel. Según cuenta él mismo, cuando se inicia la Guerra de la Independencia Martí tenía 15 años, le cuenta que Martí era hijo de un militar español. En el asalto al Moncada había muchos hijos de españoles y especialmente de gallegos. Abel Santamaría era hijo de gallego. También Frank y Josue País. En nuestro proceso revolucionario se destacaron muchos  hijos de gallegos o de españoles, como Camilo Cienfuegos.

El periodísta español continúa recordando las palabras de Fidel sobre Martí. Martí no participa en la primera guerra. Cuando se inicia la guerra de los Diez Años no tenía todavía 16 años tenía un talento singular, y lo condenan a grillete, Martí era un milagro de hombre. Analiza las contradicciones de la época en los en ensayos: El Presidio Político en Cuba y Alegato a la República Española. Los escribe a los 16 y a los 17 años.  Era un joven increíble. Ramonet concluye la idea expresando que José Martí era como un Mozart de la política.

Ramonet pregunta a Fidel por la admiración que siente por el Héroe Nacional cubano y El comandante le asegura que Martí tuvo el más grande de los méritos: la unidad de los veteranos de la guerra. No había nada más difícil que unir a aquellos veteranos. Martí decide unirlos a todos, ese fue su mayor mérito, él que solo tenía 25 años y era un intelectual que residía en España. Martí, dice Fidel, tiene una doctrina, desarrolla la filosofía de la independencia. Es el teórico de la independencia. Habló sobre el odio, No albergaba odio hacia el español. Su mayor mérito es que reúne generales famosísimo, tenía tremendo carácter.

El también escritor cuenta como Fidel hablaba de la obra del Maestro. Martí recorrió América Latina. Escribe y trabaja mucho, cuando estaba por comenzar la guerra le capturan las armas, pero no suspende la decisión de comenzar la lucha. Recaudó unos pocos fondos y se va a Santo Domingo, hace un manifiesto, se monta en un barco alemán y logra llegar a Cuba en un bote con algunos compañeros, desembarca en una situación muy difícil.

Martí había conseguido organizar algunos combatientes cuando él llega a Cuba, en una noche complicada como haría muchos años después Fidel en el Granma. Cuando Martí llega y se reúne con Maceo este tenía miles de hombres a caballo. Fue una guerra de guerrilla Entre 1868 y 1898 Los cubanos se enfrentaban a más de 300 000 soldados españoles. Esa guerra fue el Viet Nam del siglo XIX, era una guerra irregular.
Ramonet cuenta las diferencias tenía la estrategia del Ejército Rebelde en la guerra de liberación de 1959 y la contienda por la independencia, tal como se la explica Fidel. los Rebeldes no aplicaron la tea incendiaria, como hicieron los mambises, por el contrario conservaron los centrales, no había que quemar los centrales azucareros les cobraron impuestos, con ese dinero ayudaron a financiar la guerra de liberación. Cuando triunfó la guerra tenían como ocho millones de pesos.

El ex director de Le Monde Diplomatique le pregunta sobre el hecho de si Martí, siendo un intelectual decidiese participar en la batalla, le dio inspiración personal y Fidel le comenta: Que Martí participase en la batalla dio lugar a muchas discusiones, A los pocos días de salir del campamento de Maceo se produce un combate, no lejos de donde estaban Martí y Gómez. Por autoridad militar le dice -usted no participa en el combate, usted se queda aquí. Esa es una práctica de los militares. A mí me pasó en Bogotá cuando mataron a Gaitan, me dijeron lo mismo Usted se queda aquí. Como a Martí lo querían mucho, lo llamaban presidente, eso no le gustaba a Máximo Gómez, El dominicano era un hombre de mucho rigor, mucha disciplina, pero mucho mal genio. A Martí lo llamaban presidente y eso no le gustaba a Gómez porque había muchos presidentes que se habían portado mal, era una palabra desgastada.

A una de las preguntas de Ramonet, Fidel cuenta que aprendió políticamente de Martí. Ignacio Ramonet cita a Pepe Mujica quien afirma que “Martí era el baúl de las herramientas de la revolución cubana”. En el héroe nacional Fidel encuentra los conceptos, las ideas para interpretar la historia, y las palabras hasta para enamorar a las muchachas.  Y todo eso le sirvió a Fidel, asegura Ramonet.

Cuando terminó el bachillerato Fidel tiene en su escuela primaria por sus lecturas simpatía por los independentistas, pero en la escuela le enseñaban mal, y aprendió leyendo a Martí. Cuando lee los textos de Martí, se convierte en un simpatizante de la obra de ese genial hombre. Martí fue el primero que habló del imperialismo, del expansionismo de EEUU, fue muy crítico, un precursor. Antes que Lenin organiza el partido revolucionario cubano, que no era socialista, porque Cuba era una sociedad esclavista.,

Ramonet indaga con Fidel sobre si Martí leyó a Carlos Marx. El comandante le explica: El algo leyó de Marx porque en sus obras habla sobre Marx, tiene dos o tres frases magnificas “como que se puso del lado de los pobres merece honor” La teoría de Marx parte del desarrollo de las fuerzas productivas en todos los países capitalistas más avanzados y el surgimiento de la clase obrera es la sepulturera del capitalismo. Él escribe eso en 1846 cuando EEUU invade México. Aquella anexión según Marx contribuiría al rápido desarrollo de las fuerzas productivas en México y en Texas.

Del problema de las colonias no se hablaba, de las colonias habla Lenin es el primero que habla de las colonias. En eso Martí fue más avanzado, rechazaba las colonias.
Sobre la influencia Marx en Martí no se sabe bien, ni los estudiosos más avanzados pero si se que Martí conocía que Marx era un luchador social, y estaba organizando a los obreros en Europa. El apóstol conoce del fusilamiento de los obreros de Chicago. Martí muere en ese año de 1895, él que era un intelectual muere luchando. Como el Che, muere luchando. que respeto sentía por los guerreros aquellos, es el apologista de todos aquellos grandes guerreros.

Los discursos de Martí no son fáciles de comprender porque son ideas tras ideas, son una catarata de ideas en un pequeño arroyo de palabras. Él metía el universo en una frase. Tiene discursos famosos, que pronunciaba en las efemérides y que
Fidel leyó y releyó. Como en todo pensamiento humanista occidental, hay en Martí un contenido de ética cristiana, era un hombre de una ética excepcional. No consta que fuera un creyente, era un visionario y un inmenso estadista, él organizó el Partido, antes que Lenin, luchando contra corrientes anexionistas y autonomistas. Era un hombre de paz, pero era partidario de la guerra necesaria y rápida, la organizó bien para que hubiera el menor número de víctimas, era antiesclavista y antirracista, quería una república con todos incluidos.

Seguidamente Ramonet rememora un encuentro entre Fidel y Chávez en el que se hablaron estos temas. Hablando con Chávez, Fidel afirma que también es cristiano, esa es una doctrina muy humana, no hay que ser cristiano en el sentido religioso para comprender eso, sino desde el punto de vista social. Fidel se declara socialista, marxista, leninista pero primero martiano. Cuando el asalto al Cuartel Moncada ya había leído sobre el socialismo, pero era ya profundamente martiano.

Intelectuales Revolucionarios hablan de Martí y Fidel (II Parte)

Sigue Turquinauta publicando las notas que tomamos en la segunda sesión del II Encuentro Con Todos y para el Bien de Todos. Esta vez compartimos la intervención del Intelectual revolucionario Atilio Borón en el espacio dedicado a dos figuras impresindibles en nuestra América José Martí y Fidel Castro

Atilio Borón
Es importante la herencia que nos deja Martí en la actualidad. Hay un peligro en pensar en Martí como un hombre del pasado. Martí es un hombre de una actualidad tremenda, y por esa misma actualidad, las oligarquías, las burguesías latinoamericanas procuran ocultar el legado martiano. Lo digo con profundo dolor, desde mi país, desde la Argentina: Martí fue cónsul honorario de Argentina en Nueva York, fue uno de los grandes corresponsales de La Nación durante casi diez años; notas espectaculares que luego se recopilaron en tomos como “Nuestra América”. Hay un indicador de la decadencia del pensamiento oligárquico y de los vehículos de los dueños de los medios de comunicación de la oligarquía, ese indicador lo da el tránsito de José Martí a Mario Vargas Llosa. Es un indicador bien claro de cómo se vino abajo una cultura que pudo darse el lujo de tener a un hombre como Martí escribiendo sus análisis en EEUU.
Aquella primera tentativa estadounidense de integrar a América Latina en lo que fue La Unión Monetaria Americana -que es el antecedente remoto del ALCA- el ALCA que ahora tiene otro nombre La Alianza del Pacífico. La política exterior de EEUU no está sometida a los vaivenes electorales, ellos tienen muy claros los objetivos. Uno de ellos es impedir los procesos de integración de América Latina y facilitar, con ello, la anexión de nuestros países al dominio de Estados Unidos.

Martí fue el primero que nos alertó de los peligros de esa anexión. Martí está hoy encarnado en la figura de Fidel y Fidel vive en Martí Sus reflexiones martianas y se citó el famoso discurso: “La Historia me Absolverá” que es un documento profundamente martiano. Ese discurso abre un camino, luego de una reflexión, al pensamiento marxista con un componente ético y humanista que ciertas versiones del marxismo habían dejado de lado, con un pensamiento reduccionista, economicista, productivista, que empobreció el pensamiento marxista.

Por eso creo que ahora ese Martí del siglo XX y parte del XXI que es Fidel Castro ha enriquecido notablemente el pensamiento marxista, dotándolo de un horizonte ético, humanista, que no era que estaba ausente en Marx, pero si en algunos de sus discípulos. El pensamiento martiano de Fidel permite superar eso, y el del Che Guevara también. Esos dos colosos de la política latinoamericana, plantean una renovación del pensamiento marxista donde Martí es un componente fundamental.

Quien dice Martí dice Bolívar. Martí era un gran bolivariano, la idea aquella de: “Con todos y para el bien de todos” se remonta a esta lectura de Bolívar “somos un pequeño género humano” y a otro pasaje de la Carta de Jamaica.  Con ella van a ver ustedes la íntima interacción entre el pensamiento de Martí y Bolívar. Dos grandes pensadores antimperialistas. Ustedes dirán, bueno es un anacronismo pensar en antimperialismo, porque en esa época de Bolívar no se hablara de imperialismo, más bien allí el problema era el colonialismo, la persistencia de las dominación colonial de España, Portugal, pero la idea de que haya una visión de las asimetrías entre nuestra América y la otra América, la que no es nuestra América, como dice Martí en reiteradas ocasiones.

A mí me impresionó mucho la idea, que era muy común en las ciencias sociales, basándose en la filosofía política, afirmaciones como la de Hegel, que hablaba de que Estados Unidos y América latina se enfrentarían al final del siglo en un combate igual; porque según ambas partes iban a tener en un ritmo de desarrollo igual, e iban a entrar en confrontación. Eran ideas de Hegel y otros autores, de que estas dos partes de las Américas cuando se vean embarcadas en un modelo de desarrollo, de progreso de prosperidad se iban a enfrentar en igualdad, aquel era nuevo mundo.

Martí fue el primero que dio la voz de alarma, Bolívar también, pero Martí fue más específico demostrando que no había tal cosa, el alertó que eso no iba a ocurrir, porque lo que pasó es que una América había sido subordinada a otra. América Latina había quedado enrejada por la dominación de EEUU. En Martí hay una línea de análisis que tiene una extraordinaria historia. En primer lugar por esa recuperación de Bolívar y por algo que aparece en Fidel, desde sus primeros mensajes al triunfo de la Revolución. Es que Martí, que había vivido en España y en la entraña del monstro, dice que no había que albergar ningún odio contra el español y lo mismo se puede decir sobre el pueblo de EEUU. Es algo en lo que también Fidel inisistió y ha machacado una y otra vez.

Eso es algo que muchos dirigentes de la izquierda latinoamericana confunden de manera burda y ponen en la misma bolsa a la clase dominante del gobierno de los EEUU y al pueblo explotado y discriminado de esa nación. En esta recuperación de Bolívar, Martí dice de Bolívar “lo que el dejo sin hacer en América Latina, sin hacer está hasta el día de hoy, porque bolívar tiene mucho que hacer en América Latina”. Eso es importantísimo.

Claro la visión que tenía Martí era con el beneficio de todo este siglo, siglo XIX transcurrido, una visión mucho más detallada del imperialismo. No hay que confundir eso con lo que algunos autores han llamado, han dicho: bueno lo de Martí era un reflejo de una corriente que había entre los intelectuales de América Latina llamada “Diarismo” por la obra del escritor uruguayo José Enrique Rodó, que había creado un discurso profundamente antinorteamericano, que había sido absorbido por algunos sectores de la intelectualidad oligárquica latinoamericana era, un discurso de exaltación hispanista, más que una crítica a EEUU. Nada de eso había en Martí. No era un lamento melancólico sino un análisis concreto de las condiciones históricas y estructurales que dan lugar a un sistema internacional que condena, a nuestros pueblos a la postración y el sometimiento.

Lo que vemos en Martí entonces son lúcidas interpretaciones acerca de la naturaleza de relaciones entre ambas Américas: los rasgos de las culturas contrapuestas, el papel de la dirigencia política, el papel de los intereses económicos y las estrategias de los gobiernos que en América hay que seguir para evitar los horrores de esa dependencia imperial. Es por eso que se puede decir que Martí, aparte de sus otros muchos méritos, fue un sutil analista de las relaciones internacionales. Un economista que supo discernir con agudeza el papel del imperialismo. Fue un sociólogo de amplia mirada que polemiza con amplia ventaja con un autor como Domingo Faustino Sarmiento en es importante polémica sobre Civilización y Barbarie y un economista que supo discernir con agudeza las complejidades de las relaciones internacionales y el papel del imperialismo.

Estamos en presencia de una persona extraordinaria. Martí en contra del monroismo de “América para los americanos” levanta una bandera de vocación bolivariana que responde “Patria es Humanidad”. Lo que hace es avanzar en el análisis de por qué nuestros países han caído en la dominación de EEUU. Hay unos pasajes que compartiré con ustedes, porque revelan el alcance, la profundidad de esta mirada; son del tomo “Nuestra América”:
“En cosas de tanto interés, la alarma falsa fuera tan culpable como el disimulo. Ni se ha de exagerar lo que se ve, ni de torcerlo, ni de callarlo. Los peligros no se han de ver cuando se les tiene encima, sino cuando se los puede evitar. Lo primero en política, es aclarar y prever”.
Él decía todo esto por los peligros que entrañaba esta unión de la que se hablaba en la conferencia Panamericana en Washington. Aclarar y prever, porque según Martí “política real es la que no se ve” esto muchas veces no es tomado en cuenta. Y no se ve porque lo real está oculto por la maraña de las industrias culturales y los medios de comunicación.

¿Qué es lo real? Lo real es que si nuestros pueblos se integran van a perder su independencia y su soberanía política. No se puede sostener la soberanía política si se pierde la soberanía económica. Martí dice: “ningún pueblo hace nada contra su interés. … Si dos naciones no tienen intereses comunes, no pueden juntarse. … Cuando un pueblo es invitado a unión por otro, podrá hacerlo con prisa el estadista ignorante y deslumbrado, … podrá recibirlo como una merced el político venal o demente, y glorificarlo con palabras serviles; pero el que siente en su corazón la angustia de la patria … ha de inquirir y ha de decir qué elementos componen el carácter del pueblo que convida y el del convidado … y si es probable que los elementos temibles del pueblo invitante se desarrollen en la unión que pretende, con peligro del invitado. … Y el que resuelva sin investigar, o desee la unión sin conocer, o la recomiende por mera frase y deslumbramiento, o la defienda por la poquedad del alma aldeana, hará mal a América.”

Es un pasaje extraordinario para entender el deslumbramiento que tienen estas propuestas de ALCA, de TLC, de Alianza del Pacífico. Estos son elementos que se tienen en cuenta con mucha fuerza contra esa anexión, que no pueden ser pasadas por alto. Y Martí decía “En primer lugar los norteamericanos creen en la necesidad en el derecho bárbaro como único derecho, esto es nuestro porque lo necesitamos” ellos creen en eso que Martí llama “el derecho bárbaro” El petróleo de Venezuela es nuestro porque lo necesitamos, el petróleo del Medio Oriente es nuestro porque lo necesitamos.

Eso se traduce en los tiempos de Bush hijo en la estrategia de las guerras preventivas, la que denuncia Fidel Castro en aquel Encuentro sobre el Equilibrio del Mundo, cuando aborda la guerra preventiva, cuando Bush exhorta a los cadetes de West Poin a buscar a los terroristas en sus escondrijos de más de sesenta países del mundo. “Eso es lo que necesitamos, es nuestro derecho”. Esa filosofía imperial la llamó Martí “el derecho bárbaro” Luego necesitamos y lo vamos a volar. Cuando vemos el reordenamiento económico internacional, armado por EEUU y la UE vemos el derecho bárbaro, estamos hablando de la consagración de ese derecho bárbaro como derecho universal.

Ayer se hablaba de la condena que se le aplicó a Ecuador por la ruptura con una empresa que estaba depredando el Amazonas. Condenaron a Ecuador a una cifra de 1000 millones de dólares y luego se lo dejan en una cifra escandalosa de 800 millones de dólares. Como contaba ayer Francois Houtar. Ese es el “derecho bárbaro consagrado como derecho universal.  Como la política que siguen los Fondos Buitres que compran bonos por tres veces más bajo que su valor y luego en contubernio con la justicia norteamericana exigen el pago del cien por ciento de esos bonos por un precio mayor con intereses y todos. El atraco universal legalizado por el derecho bárbaro.

Por último el documento de política exterior de EEUU, el de seguridad nacional, reconoce, reconoce y lo dice con total desparpajo “que el orden actual hay que sostenerlo porque ese orden nos ha servido muy bien” así dice “nos ha servido muy bien”. Claro que le ha servido muy bien, al pueblo norteamericano no, pero a las empresas norteamericanas sí. El 90 % de los ciudadanos de EEUU esta con ingresos similares al año 1986, o sea los ingresos reales de ese sector, mayoritario tiene ingresos similares a 1986. Ese orden mundial ha servido a las empresas más grandes de los EEU, ha servido al Complejo Militar Industrial que se ha apoderado de la riqueza exorbitante de EEUU.

Segunda cuestión: Martí dice y cito: “Quien dice unión económica dice unión política, el pueblo que compra manda, el pueblo que compra sirve. El comercio de otro se convierte en influjo político. Lo primero que hace un pueblo para llegar a dominar a otro es separarlo de los demas pueblos. El pueblo que quiera ser libre sea libre en comercio”.
Esto es un diagnóstico de hoy, ¿por qué no va Macri a la reunión de la CELAC? porque lo que plantea muy claramente Martí, lo que hace el imperio es separar unos de otros los pueblos, en la medida que se producen los esquemas de integración en América Latina, la UNASUR y la CELAC nos intentan separar para facilitan la dominación a manos de los EEUU. La unión política necesita de la unión económica.
Estas son algunas reflexiones del pensamiento martiano, temas que tenemos que incorporar en el debate latinoamericano. Hay que difundir más la obra de Martí, la autoridad que fluye a través de sus palabras. Eso se está haciendo ahora gracias a la labor del gobierno cubano, al magisterio de Fidel, al Programa Martiano.
Por eso digo que el legado martiano y el legado bolivariano que son uno solo tiene tremenda importancia en el proyecto emancipatorio latinoamericano. Hay que hacer todo el esfuerzo posible por recuperar el pensamiento martiano, crear cátedras martianas en América Latina y otros nuestros pueblos que tienen mucho que beneficiarse del legado de Martí y de ese discípulo extraordinario que es Fidel.

Intelectuales revolucionarios hablan de Martí y Fidel (III Parte)

Esta es la tercera y última de las reseñas del Panel  dedicado a las figuras históricas de José Martí y Fidel Castro en el II Encuentro Martí: Con todos y para el bien de todos. Esta tercera parte contiene la reseña de la intervención del teólogo, escritor revolucionario de origen brasilero y nacionaldad universal Frei Betto.
 
Borrachos de Utopía
Por: Frei Betto
Quisiera compartir con ustedes algunas ideas sobre Martí y Fidel. Brasil es un país que creció a espaldas de América Latina. La latinoamericanización de Brasil, comenzó hace muy poco, con la revolución sandinista hasta ese entonces nosotros no conocíamos nada de A. Latina, estábamos delante de EEUU y Europa y de espalda a A. Latina. Conocí a Fidel hace 35 años. Cuando visité Cuba pensé encontrar por todas parte estatuas de Marx y de Lenin, y lo que encontré fue estatuas de un señor que no conocía con bigote grande y pocos pelos.
Yo no conocía a Martí. Eso fue en el año 1981. Conocí a Fidel en Managua, cuando la Revolución Sandinista. Fidel estaba en la casa de Sergio Ramírez, el vicepresidente. Se hablaba con empresarios nicaragüenses que creían que Nicaragua iba por el mismo camino de Cuba y oí a Fidel tranquilizarlos. A las dos de la madrugada el padre D’Scoto canciller y amigo me preguntó si tenía interés de hablar con Fidel. Estuvimos hasta las cinco de la mañana. Fidel siempre habla con uno sin horas, se olvida de las horas.
En el 1981 la primera vez que fui a la oficina de Fidel, fue que conocí a Martí, en la pared de la oficina del comandante hay un manuscrito de Martí. El me enseñó sobre Martí y me regaló las obras completas de Martí. En la aduana de Brasil no sabía lo que llevaba, -son armas- dijo el funcionario. -Si pero armas de ideas, de conciencias.  Me impresiona en Fidel y Martí, no solo la coincidencia de que son dos revolucionarios, pensadores, hombres de acción, sino que desde esta pequeña isla, tienen un pensamiento universal.

En el mundo hoy no hay globalización sino globocolonización, la globalización del pensamiento consumista. Fidel y Martí son hombres del pensamiento globalizado. La oficina del comandante en el Palacio de la Revolución sigue como el último día de trabajo, porque Fidel sigue trabajando leyendo, informándose, hablando con la gente. Ellos contienen el sentido de la historicidad, que es una cosa que estamos perdiendo, por eso quiero dedicar mi intervención a ustedes de la FEU (Federación de Estudiantes Universitarios) y de la juventud comunista (UJC) son las personas más importantes, porque son la reencarnación martiana de Fidel y de Martí. En esta sala nade tiene más responsabilidad histórica que ustedes.
El problema es que el neoliberalismo está quintando de nosotros la percepción del tiempo, del tiempo como historia. Eso viene de la biblia -y a su vez de los hebreos que lo tomaron de los persas, los persas no tenían una forma editorial- Tomemos el concepto de historicidad de la biblia por los seis días de la creación. Los griegos que siempre tuvieron problemas con los hebreos tenían un pensamiento cíclico, sin historicidad. Por eso en sus cartas el apóstol Pablo afirma que nuestra fe es locura para los griegos. Porque ¿cómo un verdadero Dios necesita seis días para crear el mundo? un verdadero Dios lo hace al momento, como el café instantáneo.
Otro detalle, para la tradición moderna, incluso Marx, la historia comienza con la intervención humana en la naturaleza. Para los hebreos la historia comienza con la creación. Hay mucha historicidad en la naturaleza, Las mujeres que no les gusta decir la edad, pueden decir sin pena que tienen sin excepción 13,7 mil millones de años que es la edad del universo es 13.7 mil millones de años desde la explosión del Big Bang. Si nosotros no tenemos esa percepción que tenían Martí y Fidel de que nuestro tiempo personal y social es un tiempo histórico, estamos totalmente en manos de la concepción ahistórica neoliberalismo expresada por ese señor, filósofo neoliberal Francis Fucuyama que la historia ha terminado. Es deberíamos ser eternamente capitalistas, va a ver una revolución tecnológica. El centro de estudios martianos tienen una deuda con nosotros, que es descubrir la computadora de Martí, porque no es posible que un hombre que haya vivido  solo 42 años  y ha hecho una obra tan monumental, alguna computadora pionera tendrá por ahí.
Hoy con los modernos medios electrónicos de comunicación, porque yo soy de la cultura literaria, los libros tienen principio y fin, en la cultura literaria ya está intrincica una historicidad. Pero en la internet y en la televisión no uno puede quedar ahí. Michel Jackson en su funeral y en seguida Michel Jackson está cantando en el video. El neoliberalismo quiere que tengamos de nuevo una concepción griega del tiempo. el tiempo es circular, no tienes que preocuparte por el futuro, no hay futuro. ustedes los que tienen es que buscar los valores del sistema, la fama, el dinero y el sexo. Lo demás no importa. Eso hace que se neutralice totalmente la vocación revolucionaria. Porque la primera condición de un revolucionario es estar dispuesto a dar su vida por la causa, la vida es lo más precioso que tenemos.
Cuando Fidel y Raúl entran en el Granma no sabían que van a sobrevivir cincuenta años después de la revolución, vamos a pelear con el enemigo y tal vez el enemigo era más fuerte con nosotros. O cuando Martí regresa para la lucha de independencia no sabe lo que va a ocurrir, saben que corren el riesgo. Ahora ¿qué hace que una persona abrace una causa solidarizaría y altruista? La espiritualidad.
No hay que confundir la religión con espiritualidad, hago una analogía, la religión es la institucionalización de la espiritualidad. A pesar de que hay hoy muchas religiones que ya no tienen espiritualidad, y hay muchas gentes que tiene espiritual y no tienen religión, otra analogía. Todos nosotros sin excepción queremos amar y ser amados, la familia es institucionalización de una relación amorosa, pero hay muchas relaciones amorosas que no constituyen familia, y hay familias que ya no tienen amor.
La espiritualidad es lo que hace la densidad subjetiva de un revolucionario de una revolucionaria. No es conocer todas las obras de Marx o de Lenin. Comprobé en las dos veces que estuve en la cárcel en Brasil y delante de la tremenda experiencia de la tortura, los compañeros y las compañeras que más resistían a la tortura no son aquellos que más conocen a Marx, y que hablan con consignas fantásticas sino son aquellos que están completamente impregnado en la espiritualidad que tiene una raíz esta dicho Fidel está dicho Martí: Estar al lado de los pobres, desde la raíz. No se puede pensar en revolución, logros sociales y gobierno progresista, si el centro de todo eso no están los derechos de los pobres. Por eso me agrada ahora en la CELAC se escogió el  tema de la pobreza y la desigualdad social.
Cuando Martí habla de que Dios es la idea del bien, hace una reflexión teológica de la mejor calidad, porque lo que nosotros podemos hablar de Dios es que no sabemos quién es, porque con cualquier palabra que lo queramos definir no cabe en él. La idea del bien, la idea de justicia, la idea de la solidaridad son ideas, no bíblicas, no evangélicas, humanas. Amor el valor humano, que por su vez la tradición bíblica o Jesús han subrayado como valores trascendentales. Martí y Fidel se volvieron cristianos, no a al revés asumieron esos valores centrales de nuestra humanidad que son verdaderamente humanos y para nosotros creyentes la biblia hecha una luz de que esos valores que son humanos tiene una trascendencia divina.
Martí rescató en la lucha por la independencia la espiritualidad cubana, como explicó Cintio Vitier hizo en los análisis de la obra martiana y Fidel hizo exactamente lo mismo. En los diálogos que tuvo con los líderes religiosos y en la entrevista que me ha dado. Es la primera vez que un jefe de estado de un país socialista dirigente de un Partido Comunista habló positivamente de la religión y ¿por qué?, porque Fidel aprendió con Martí a ser -en la época de Martí no se usaba esa palabra- él aprendió a ser dialéctico.
Hemos cometido grandes errores cuando interpretamos el marxismo. He aquí una frasecita “La religión es el opio del pueblo” si como la como la política, puede oprimir o puede liberar, es una moneda de dos caras enseguida Marx dijo o “es el corazón de un mundo sin corazón”. Tiene un valor liberador, y en ese librito “Cristianismo Primitivo”, va subrayado el carácter revolucionario de los primeros cristianos.  Pero no podemos construir un proyecto de humanidad que llámanos socialista, haciendo discriminaciones o segregaciones hay que incluir gente somos pocos y cada vez menos yo decía hace poca ahorita cabemos en un bus pequeño los que nos consideramos izquierda, porque la izquierda esta tan a la derecha que no necesitamos de la derecha.

Estamos amenazados culturalmente, por una agresión mucho más fuerte que todas las armas que tiene el imperialismo y sobre todo ustedes. En este país, cuando se termine el embargo habrá un choque,  el tsunami consumista con austeridad cubana. ¿Es positivo que termine el embargo?, es positivo, Pero ustedes van a tener que comprobar en la práctica, que es su espiritualidad. Es una cosa más fuerte que la ideología porque es la raíz. Por ejemplo el que tiene una experiencia de amor no es una cosa racional, hay una totalidad de su vida, de su cuerpo, de sus sueños, y su espiritualidad. Por eso el Nuevo Testamento define a Dios con amor, tiene una frase muy interesante para quien conoce a Dios “toda experiencia de amor es experiencia de Dios”. Esta experiencia de historicidad, de sentido histórico de la vida, que tenía Martí que tiene Fidel, que tiene Raúl, que tenía el Che de una manera tan fuerte, que podía estar aquí bien, como ministro. “No, hay otra gente que me necesita, voy de nuevo a tomar las armas, a enfrentar dificultades y a luchar por la liberación de América del Sur desde su corazón que era Bolivía.

Yo he andado por el mundo socialista: China URSS, Checoslovaquia Polonia. He encontrado a muchos compañeros y compañeras del Partido Comunista de esos países que por razones totalmente espirituales me miraron con aire discriminatorio, “ese fraile” por eso que tenían en su cabeza de la frasecita “la religión es el opio del pueblo”. Y yo me pregunto después que vino abajo el Muro de Berlín esos compañeros y compañeras, será que siguen luchando por el socialismo, será que son subversivos en los países capitalistas del este de Europa. Cada uno tiene que preguntarse: ¿soy revolucionarios por qué?¿ por qué me da un estatus social? o¿ por queé no puedo soportar que en esta misma humanidad haya personas con hambre, con frio, sin vivienda, sin tierra y sufriendo la miseria? Por ahí tienen que ir.

Ustedes de la FEU, de juventud comunista, traten de organizar experiencias, traten de ponerse borrachos de utopías. Estoy convencido, cuando más utopías menos drogas, cuanto menos utopías más drogas. En Brasil cuando era joven había drogas, pero nosotros éramos todos viciados de utopías, queríamos cambiar el mundo. Cuando no hay utopías uno tiene que buscar sueños Somos seres de sueño, no podemos vivir sin sueños. Y hacer una cosa, no solo en Cuba, sino en América Latina una gran campaña de alfabetización política.

Con Venezuela para todos los Tiempos

La causa de Venezuela es la causa de todos los latinoamericanos. Digo Venezuela y no digo otra que la de Bolívar y Chávez, la defendida por Nicolás Maduro y su gobierno. Contra Venezuela se hace una guerra total, la cual en estos momentos, está en el límite de la agresión armada. Los últimos acontecimientos en la frontera común con Colombia, no son sucesos aislados o coyunturales, corresponden a una escalada en la sistemática agresión de cuarta generación que se hace contra esa nación, desde que llegó a ese país el Comandante Hugo Chávez.

Lo más interesante de estos sucesos es que los gobiernos de Chávez y Maduro llegaron al poder siguiendo las reglas del juego de la llamada democracia burguesa. Y la burguesía la pretende derrocar por la violencia. La contrarrevolución venezolana y sus amos demuestran que no están defendiendo un sistema, están defendiendo el poder del dinero sobre la democracia. Lo comento para que todos aquellos que se creen todavía los discursos de la contrarrevolución, sea en Cuba, Bolivia o Venezuela. No es democracia lo que quieren, sino la dictadura del mercado sobre el humanismo.

Pero eso ya se sabe, no es la primera vez que pasa. Las guerras imperiales se sostienen en una línea que se repite una y otra vez. Salvador Allende por ejemplo en Chile: Ganó las elecciones y fue masacrado por la brutalidad y el fascismo promovido desde Washington. Al gobierno de la Unidad Popular le ahogaron con una guerra de desabastecimiento, guion que ahora repiten en Venezuela. Finalmente consiguieron comprar las almas negras en el ejército de ese país y un terrible sujeto se apoderó de Chile lo que costó la vida a miles de personas. Un día los EEUU deberían pedir disculpas a nuestros pueblos por el daño que han hecho.

Pero no solo EEUU, la OEA, esa organización obsoleta que ha fungido durante tantos años como Ministerio de Colonias, fue cómplice de los sucesos del 11 de septiembre de 1973 y es ahora cómplice de la guerra contra Venezuela. Es la misma OEA que permitió la invasión inglesa a las Malvinas y no expulsó de su seno a los gobiernos que prestaron ayuda a los británicos en la agresión Chile y EEUU por ejemplo violando uno de sus principios. Mientras exista el imperialismo mundial, y los poderosos pretendan sobrevivir por encima del resto de la humanidad, no hay gobernanza verdaderamente democrática que no corra el riesgo de ser atacada.

La guerra contra Venezuela contiene estrategias ya probadas, y es, al mismo tiempo, una nueva escalada en el modus operandi de la brutalidad hegemónica del imperialismo. Ya comentaba la guerra económica que hacen contra esta nación y que tuvo antecedentes en el derrocamiento de Salvador Allende. El capital ataca con su arma principal, la mercancía. Es además la coartada para en la agresión mediática denunciar la supuesta insolvencia del gobierno o su mala política económica. Con Cuba mantienen esa guerra hace más de medio siglo. Sigue la misma lógica del memorándum ya conocido del subsecretario de estado en 1960 “crear hambre y desesperación en el pueblo” cuando reconoció el apoyo popular al gobierno de Fidel Castro y la incapacidad de EEUU para derrotarlo por la vía democrática.

A la guerra económica, caracterizada por el robo sostenido de los productos de primera necesidad, el acaparamiento y el contrabando para generar una falsa escasez que soliviante al pueblo, se suma ahora el paramilitarismo uribista destinado a convertir la frontera entre Venezuela y Colombia en lo que fue la frontera entre Nicaragua y Honduras en los años del Frente Sandinista. Se preparan las condiciones para elevar el conflicto a una etapa de guerra armada, de guerrillas y atentados, de ataques y crímenes. Los paramilitares de Colombia son expertos en ese tipo de agresión. Los poderes asociados al expresidente Uribe son fuertes y cuentan con el financiamiento de los poderosos del norte, los mismos que financiaron el llamado Plan Colombia y que sostienen el saboteo constante a los acuerdos de paz con la guerrilla.

La agresión contra el estado venezolano es parte de un plan mayor, destinado a debilitar la creciente unidad de América Latina y a derrocar  los gobiernos de izquierda, que son cada vez más en el antiguo patio trasero se Washington. Las negociaciones con Cuba son parte de la estrategia, es la típica “una de cal y otra de arena”. El frente de batalla se extiende por Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina. En todos los casos es el mismo guion. Manifestaciones supuestamente populares, son en realidad pataleos de Clase media alta y alta, a la que suman las divisiones entre las izquierdas, los movimientos sociales asumidos por sujetos débiles o vendidos que pretenden dar matiz popular a los que no es más que la rebelión de los burgueses. Ataques económicos, intentos de comprar a las Fuerzas Armadas.

América Latina en los últimos veinte años ha demostrado que se puede unir como “la plata en la raíces de los Andes” y hacer frente al Gigante de las Siete Leguas, Unidad que significa la diferencia entre la vida y la muerte en los tiempos por actuales y por venir caracterizados por la lucha para disponer de las materias primas, cada vez más escasas en un planeta expoliado hasta morir. Preservar la revolución venezolana y la de nuestras naciones es la mejor manera que tenemos de garantizar un continente donde nuestros hijos puedan vivir con dignidad. Con una frase de José Martí se puede asegurar que “quien se levante hoy con Venezuela, se levanta para todos los tiempos”

Emboscada en Panamá

Los EEUU ya dieron por malograda la Cumbre de Panamá, puede que incluso nunca la tomaran en serio. No es posible pensar con buena fe en una reunión y montar en ella una emboscada. Si porque la absurda concentración de contrarrevolucionarios cubanos y venezolanos en la famosa Cumbre no augura otra cosa  están preparando una emboscada.
Veamos algunas señales:


Trio de terroristas: José Basulto, Orlando Gutierrez y
Ramón Saúl Sánchez

EL Directorio Democrático Cubano (DDC), con vínculos al terrorismo y sus organizaciones,  así como la Organización Demócrata de América (ODCA), con tradición en acciones contra Cuba, prepararon a opositores cubanos para realizar acciones provocadoras contra la Delegación Cubana en Panamá. (Vea el finaciamiento de la NED)

Fuentes con acceso a grupúsculos opositores en Cuba confirman que la Asociación Cívica Cubano Mexicana liderada por Eduardo Matías López Ferrer, dio a conocer que la ODCA de conjunto con el DDC, instruyeron en México a opositores cubanos que viajarán a Panamá en el contexto de La Cumbre de las Américas.
Los financiados por la NED, el Instituto Republicano Internacional y otros consorcios de la desestabilización y la subversión aparecen en la relación de los invitados a los foros como representantes de la sociedad civil cubana. Su origen mercenario les deja fuera del concepto de sociedad civil, al tiempo que se vuelven denigrantes para la sociedad que pretenden representar.
La bandera al fondo
Micaela Hierro Dori ante la bandera de EEUU

Pero más detalles de la emboscada panameña:

Bajo bambalinas se mueven los hilos de la intriga contra Cuba y Venezuela, la derecha internacional y sus aliados latinoamericanos se preparan para “hacer algo grande en Panamá” como bien han denunciado diversas fuentes.Una de sus discípulas predilectas, Micaela Hierro Dori, formada entre enero y abril del 2012 en la Georgetown University bajo el Global Competitiveness Leadership Program, verdadera fábrica de líderes de la derecha internacional, de servidores incondicionales del Imperio, entrenada como becaria de la Fundación Konrad Adenauer, en Santiago de Chile, entre marzo del 2010 y julio de 2011, es una de las responsables principales de armar el “dilema”, como dicen los expertos de la desestabilización internacional.

Y que tiene que ver esta distinguida señorita con todo esto, ah pues mire: Micaela Hierro será la organizadora del Segundo Foro Regional Juventud y Democracia, el cual se efectuará entre los días 6 y 7 abril en el Hotel Continental, en Panamá, evento financiado por el Fondo Nacional para la Democracia (NED por sus siglas en inglés). La celebración de este evento días antes de la realización de la VII Cumbre de las Américas

Y hay más: La Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el sindicato que agrupa a más de tres millones de trabajadores del país, ha sido excluida del Foro de la Sociedad Civil, convocado en la Cumbre de las Américas de Panamá, de acuerdo con declaraciones al periódico Trabajadores de Gisela Duarte Vázquez, miembro del secretariado nacional de la CTC.

El carácter selectivo de las invitaciones nobusca otro objetivo que hacer un show en Panamá.
La contrarrevolución no tiene escrúpulos y por eso su trabajo es más fácil. Lo afirmo cuando leo que entre los aceptados por la OEA y por Panamá a su sonada Cumbre hay admiradores y seguidores confesos de Luis Posada Carriles, un terrorista y asesino en serie que no dudó en su intento de volar el paraninfo de la universidad panameña con todos los estudiantes dentro, solo para matar a Fidel Castro.

El Coco Fariñas y Luis posada Carriles
Por esa causa el señor Posada Carriles fue apresado, declarado culpable y sentenciado en esa nación, indultado mediante pago por la expresidenta Mireya Moscoso. ¿Cómo pueden invitar a esa nación a los que pretendieron llenarla de dolor y luto, como hicieron con Cuba al volar un avión civil y matar 73 personas?  Guillermo (El coco) Fariñas, estará presente en Panamá y es uno de esos admiradores del criminal. Posada Carriles está reclamado por la justicia de Venezuela  donde tiene un extenso dossier criminal cuando se hacía llamar el “Comisario Basilio”.

Las declaraciones guerreristas de Obama, apenas un mes antes de la reunión en Panamá, su contradicción con las del 17 de diciembre del 2014 en relación con Cuba, demuestran que tan poco serio se toman las cosas los gringos. Claro, esta es apenas una expresión, se lo toman muy en serio, desestabilizar, dividir, conquistar. Eso se lo toman muy en serio.

No me extrañaría entonces que los Foros y las reuniones previas al encuentro principal se diluyan en las demostraciones de principios de los representantes cubanos y venezolanos ante las intenciones de hacer parecer a los mercenarios como legítimos enviados del pueblo. No se puede sostener un diálogo cuando uno de los asistentes actúa abiertamente de mala fe.

Los “instructores” mexicanos y cubanos, de la ODCA y el DDC, han adiestrado a decenas de opositores cubanos en la preparación de acciones diversas contra los integrantes de la delegación oficial cubana y los representantes de la sociedad civil, incluidas acciones provocativas en los hoteles donde estos se hospeden.

Entre otros “distinguidos” alumnos de cursos precedentes se encuentran Guillermo Fariñas y Juan Antonio Madrazo, solo conocidos por el apoyo mediático que les ha proporcionado la Casa Blanca y los medios anticubanos de Miami. Varios de los capacitados están en Cuba esperando indicaciones para viajar a Panamá y otros de gira por otros países de la región y Europa, haciendo lobby anticubano.

¿De que van a hablar los representantes de la contrarrevolución, que no esté manchado por su conducta apóstata?  ¿Cómo pueden defender un proyecto de democracia cuando la mano que mueve el guante bajo ellos es la del tirano que masacró a todas las democracias latinoamericanas fomentando golpes de estados, asesorando los represores, legitimando sus gobiernos ensangrentado, apoyándolos con recursos y conspirando con ellos en la operación Cóndor?.

La ciudad que acoge la Cumbre es la misma donde radicó la tristemente célebre Escuela de las Américas que tanto asesino graduó y exportó a los pueblos del continente. Esos sujetos, los Elicer Ávila, Berta Soler y otros similares,  van a decir palabras de serpientes y están marcados por la tradición terrorista y antidemocrática de los que les pagan. Eres de dónde vienes.

En cambio los cubanos que representan al pueblo y su revolución no tienen otra historia que la sostenida defensa de la libertad y la independencia de su nación. Sus héroes son reales, sus raíces se hunden en la tierra de la patria, su fuerza es la verdad. No habrá mucho que discutir en esos Foros si se mantienen los invitados del terrorismo, el mercenarismo y la contrarrevolución. A combatir irán nuestros representantes y de eso sabemos mucho los cubanos.

Fuentes:
http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/04/06/delegacion-cubana-a-los-foros-de-la-cumbre-de-las-americas-emitira-declaracion-de-principios/#.VSM6tY7hLYg

http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/04/06/excluyen-a-la-central-de-trabajadores-de-cuba-del-foro-de-la-sociedad-civil-en-la-cumbre-de-las-americas/#.VSM7A47hLYg

http://linkis.com/blogspot.com/kZyq8

https://eladversariocubano.wordpress.com/2015/04/03/conspiracion-en-panama-la-naturaleza-del-imperio/

http://islamiacu.blogspot.com/2015/04/acciones-vs-delegacion-cuba-en-cumbre.html

http://islamiacu.blogspot.com/2015/03/el-programa-cuba-de-la-ned-en-el-2014.html